viernes, 28 de abril de 2017

Circular por los puertos de Áliva y pajareando un poco por Oyambre. Abril/17.

Hemos tenido la suerte de poder disfrutar de toda la "semana" de Semana Santa en el norte y aunque solo iba a subir fotillos de los días que hemos pasado con los amigos en el Parque Natural de Redes, he decidido compartir antes algunas de  la marcha que hicimos "en familia" el martes 11 por Picos de Europa y de las "jugosas observaciones" que nos deparó el día siguiente en Oyambre.

El lunes nos dimos un buen paseo  por la zona de la península de la Magdalena en Santander, desde los jardines de Piquio.




El "camello" que da nombre a la pequeña playa entre el Sardinero y la Magdalena.




Lo pasamos muy bien en la zona de las "piscinas" que tienen habilitadas a focas y leones marinos enterándonos, de paso, de las diferencias entre ambos pinnipedos. No sabía yo que las focas no tienen orejas y son mejores nadadoras que sus primos los leones marinos gracias a la transformación de sus extremidades posteriores en las que descargan la mayor parte de la fuerza en sus desplazamientos marinos. Mantienen unas grandes uñas en las extremidades anteriores, mucho más cortas (las extremidades) que aquellos, que las han alargado y ensanchado, y nadan impulsándose con ellas; las traseras si que les van a servir a los leones marinos para desplazarse a saltos en tierra, y no reptando como se ven obligadas a hacer las focas.


También hay pingüinos, poco activos cuando estuvimos a su lado...

Pedazo uñas que tienen estas focas...

Los leones marinos tienen los pelos del morro más largos y unas miniorejillas...

Aquí se ve bien ese desplazamiento "con los brazos" del león marino...

¿Y para qué les servirán esas uñas a las focas?

Para rascarse y quedarse bien a gusto, por ejemplo... ;-)

Me sorprendió a mediodía ver un bando de ocho garzas reales volando en V siguiendo la costa.


Como os comento al principio, el martes nos vamos a Picos, encontrándonos junto al cable de Fuente Dé sobre las 11,40 h. esperando nuestro turno para subir los cerca de 800 m. de desnivel que salva en unos minutos. Decidimos sacar billete de ida tan solo, con idea de "rememorar" una marcha que ya hemos hecho varias veces, la que por los puertos de Aliva lleva a Espinama.



Una vez en la zona alta comprobamos que había bastante menos nieve de la esperada, llegando a plantearnos cambiar nuestros planes por un acercamiento a Horcados Rojos, aunque al final decidimos dejarlo para otra ocasión y optar por una ruta que lleva directamente al aparcamiento de Fuente De sin pasar por Espinama y recorrer también el tramo que no conocíamos.

Junto al mirador hay varios paneles explicativos muy completos de éstas y otras marchas fáciles por la zona.
Las vistas desde el mirador sobre la Liébana y las montañas de Sierra Mediana y Fuentes Carrionas son impresionantes.



La subida hacia Liordes entre Peña Remoña y la Padiorna también nos trae buenos recuerdos...

La gente se concentra en el mirador colgado sobre el vacío junto a las instalaciones del teleférico.

La ruta que vamos a hacer, bien marcada y fácil de seguir por todo el mundo...
Como los días ya son largos y las vistas desde arriba hay que disfrutarlas, nos recreamos un buen rato en esta zona, y antes de enfilar hacia el collado de Covarrobes bajamos un rato a los hoyos de Lloroza y disfrutamos de la confianza que demuestran las chovas piquigualdas por aquí.

Chova piquigualda

Las vistas "hacia el interior" del macizo central, con los Horcados Rojos y el Tesorero en el centro.



El inicio del camino que conduce a los Horcados Rojos por "la vueltona".


Se van a dejar ver varios rebecos bastante cerca, y en uno de los "charcos" de Lloroza vemos gran cantidad de sapos comunes.

Pequeña mariposa de "plumíferas" antenas.





El "amplexus" de los sapos bajo el agua...


Bien pasadas las 13 h. iniciamos la ruta, despidiéndonos antes de un pico al que le tengo ganas desde hace mucho tiempo, el Tesorero, bajo el cual podéis ver el minirefugio conocido como Cabaña Verónica, en otro tiempo parte de un portaaviones, nada menos.

¿Veis la cabaña tipo "igloo" bajo el Tesorero, en la zona de la izquierda?

Superado Covarrobes las cumbres del macizo oriental o de Andara hacen su aparición más allá de los llanos de Áliva; hace cerca de 10 años bajamos dos familias con bastante más nieve que ahora por estos canturriales con unos peques caminando y otros en las mochilas en busca de los prados...



Es ésta una zona espectacular de inmensos prados donde se distinguen muy bien los modelados dejados por grandes glaciares, aprovechandose la sobreelevada morrena central (junto a la que el río Duje marca la frontera entre macizo central y oriental) para construir la pista que va en busca de Sotres.


Muy pronto se dejan ver los rojos tejados del Chalet Real, donde llegamos tranquilamente en 20 minutos desde la colladina.


Y antes de llegar también se dejan ver los tejados del refugio de Áliva, verdes en este caso. Y hacia allí nos dirigimos, parando para dar cuenta de nuestras viandas por allí.


Superado el refugio comienza la parte "herbosa" del recorrido que a mí más me gusta. Las vistas hacia las cumbres de los dos macizos que nos rodean y hacia las sierras costeras sobre las que se adivina el horizonte marino son un espectáculo único al alcance de cualquiera...





La colladina de Covarrobes y Peña Olvidada a la izqda., y Peña Vieja,
uno de los picos que superan los 2600 m., a la drcha.



Y para los que gustamos de buscar esas fugaces apariciones de la fauna, casi siempre alada, nunca faltan ocasiones para disfrutar de ello por estos pagos...

Collalba gris

Bisbita alpino

Sobre las 16 h. después de dejar ya la gran planicie y tomar dirección sur por  la pista que enfila hacia Espinama llegamos al cruce en el que se separa la ruta de la que va hacia Mogrovejo (conocida como de Peña Oviedo) que hicimos hace unos años.



Y unos minutos más tarde,  poco antes de llegar a las invernales de Igüedri, dejamos la pista para seguir hacia Fuente Dé por el tramo que aún no conocemos, que nos llevará dos horas y pico.

Invernales de Igëdri y Fuentes Carrionas al fondo.

Lagartija serrana.


Pronto nos encontramos en un bosque mixto de hayas y rebollos que de vez en cuando dejan ver las paredes de Picos a nuestra izquierda o los valles de la Liébana a la derecha.





Me gusta mucho la forma "mariposil" que ofrecen los brotes al germinar los hayucos...



Encontraremos algún tramo de subida antes de llegar al aparcamiento, cortito, eso si.


Y los pájaros al caer la tarde, más activos, se dejan ver más...

Petirrojo

Carbonero palustre.

Junto al ojo derecho parece tener una garrapata...

Y al llegar al parking, la luz lateral le da un aspecto muy distinto a los paredones de Peña Remoña y la canal de Liordes por la que hemos bajado en otras ocasiones.



Como no podía ser de otra forma, hacemos una parada técnica en Potes, capital en ese reducto de clima mediterráneo que es la baja Liébana, disfrutando del temprano atardecer al que obligan los Picos...



Y al día siguiente, antes de tomarnos el día de "descanso"  David y yo damos un paseo de una hora a pie desde el camping hacia la marisma Zapedo que forman el arroyo del Capitán y el río de la Rabia antes de desembocar junto a la playa de Oyambre que nos deja jugosas observaciones...

Uno de los 3 cisnes que vimos en la zona.

Archibebe claro.

Archibebes comunes.

El enemigo, bajando de la ventana de un primer piso de una casa abandonada.

Zarapito


Ya en la playa  pasamos un buen rato pasandonos el frisbee...


El resto del día lo dedicaremos a pasear por Santillana del Mar por la mañana (donde comemos muy bien, dicho sea de paso en "El Bisonte Rojo") y disfrutando de Comillas y su playa por la tarde. En los folletos que entregan en Turismo hay un par de rutas, una monumental y otra modernista que ayudan a encontrar rincones que merece la pena no perderse.

Garcilla bueyera haciendo honor a su nombre.






Corneja intentando alejar a un águila calzada.

Charrán patinegro



El valiente del grupo...


Uno de mis iconos musicales pasaba por allí...

El capricho de Gaudí. Muy interesante la visita guiada.


Palacio de Sobrellano.

El Ángel Exterminador, de Llimona.

Monumento al marqués de Comillas, de Domènech i Montaner.






5 comentarios:

  1. Preciosas Manolo. No te pierdes nada....observador nato....

    ResponderEliminar
  2. El gran Fito... jugosa observación... ;-)

    ResponderEliminar
  3. Impresionante viaje, completísima descripción. Las fotos como siempre preciosas.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Manolo. Como siempre, me dejas con las ganas de salir de ruta. Un abrazo.

    ResponderEliminar