viernes, 20 de abril de 2018

Siempre nos quedará Salamanca...

Por unas u otras razones, ya se van juntando unos cuantos fines de semana sin que podamos salir al campo... aunque los paseos pajareros por Salamanca siguen dejando algunas curiosidades y fotillos que quiero compartir en este pedazo de bloggggg.

Ésta es la cuarta entrada consecutiva de tema "pajarero", que espero os guste a los aficionados al tema y que anime al resto a salir "de caza" con unos prismáticos y una guía de pájaros pues, como podéis comprobar en estas entradas, no es difícil ver más de 70 especies sin salir de una ciudad como Salamanca, e incluso fotografiar a la mayoría de ellas con una cámara normalita (eso si... imprescindible un buen zoom). Aunque cueste creerlo, aún quedaron en el tintero bastantes más que son comunes y fáciles de encontrar...

Un listado con las especies vistas en estas últimas salidas de las que he dejado constancia en el blog.

La mañana del sábado 7 de abril salimos de nuevo a dar un paseo por el parque de Jesuítas, y lo decidimos tarde, pasadas las 13 h.  Había muy poca gente, y era una mañana tan agradable que, dejando a un lado cierto temor a posibles "represalias" por no llegar a comer a la hora, lo alargamos hasta más de las 15 h.


Ya al principio, quizá motivado por la hora, en que el parque deja de ser tan transitado por nuestra especie, nos sorprendió ver grupos de estorninos negros comiendo sobre el praderío que luce un verde primoroso tras las últimas lluvias.

Al principio creí que se trataba de un estornino pinto, pero puede tratarse de una hembra del negro.

Estornino negro macho, con su característica mancha azul al final del pico

También se dejarían ver y "afotar" otras especies...

Mirlo "juvenil"

Macho de mirlo que nos deleitaba con su canto que se dejó acercar a dos metros...

Hembra de curruca capirotada.

Al acercarse uno más, ese pileo erizado avisa a los fotógrafos del límite "de observación"...

Una curruca macho mostrando su característico pileo negro.



Carbonero común.


El cada vez más frecuente gorrión molinero.


 Desde el parque enlazaríamos con el carril-bici bajando hasta los "miradores" de las "nuevas playas" salmantinas, zona ésta que cada vez huele peor... como también lo hace la tardanza de las Administraciones en afrontar la rotura de la presa, dicho sea de paso... Por cierto, espero que sea cierto el anuncio del Ayuntamiento de aprovechar la ocasión para limpiar todas las inmundicias que han quedado al descubierto antes de cerrar "provisionalmente" el tramo de presa roto, y que esa tardanza en el comienzo de ambas actuaciones sea por la tramitación de permisos con la Confederación Hidrográfica del Duero...

Según bajábamos por el carril-bici se dejaron ver juntos los "a veces confundibles" mirlo común
y estornino negro. Al tratarse de una hembra de mirlo, más parda, la confusión es menos probable.

El jilguero común, también llamado "siete colores" (ya estáis contando, je, je).



Y ya cerca del puente Enrique Estevan, donde decidimos darnos la vuelta, pudimos ver los "clásicos" cormoranes y cigüeñas junto a lo que creíamos un bando de garcetas comunes ya visto días antes, que resultó ser un bando... mixto...

Hacía tiempo que no veía garcetas en este tramo del Tormes. El pico amarillo y el penacho de plumas
de un color similar las delata y diferencia de las garcillas, con un tamaño similar pero con el pico oscuro...


Un mosquitero nos dejó acercar a menos de un metro de distancia, pero no hubo manera de pillar una fotillo en condiciones (son muy inquietos).

Los mosquiteros suelen desplazarse con pequeños vuelos de ida y vuelta en los que pillan mosquitos en vuelo. Una vez intentando fotografiar uno de ellos lo pillé "in fraganti" con el pequeño mosquito en el aire... 

Y el regreso a casa nos dejó alguna imagen primaveral más. Hasta otra.




viernes, 6 de abril de 2018

De nuevo "a pájaros" por Salamanca, con un Tormes diferente 25/03/18

Pensaba que ya había cerrado el "ciclo pajarero" por Salamanca, pero las circunstancias hacen que os quiera "castigar" un poco más y vuelva al tema.

El caso es que el domingo pasado un pequeño paseo mañanero por el parque de Jesuítas con el amigo David, prismáticos y cámara en ristre (como gustamos hacerlos últimamente) nos permitió ver y "afotar" a un lúgano, especie que ya tenía vista por esos mismos pagos, pero hacía ya bastante tiempo. Probablemente esté de paso camino de sus dominios estivales, bastante más al norte.

Lúgano


En poco menos de una hora se dejaron también algún picogordo y los clásicos del parque. Os dejo una muestra fotográfica que complementa la que os dejé en las dos entradas previas.

Verderón común

Carbonero garrapinos


Verdecillo cantando

Gorrión molinero

Gorrión común en su hora de aseo

Tórtola turca y  su prima "de zumosol", la paloma torcaz

Mosquitero común

Y por la tarde, entre las 19 h. y las 21,30 h. me acerqué con mi pequeño compañero pajarero hasta las inmediaciones del puente Enrique Estevan, con idea de mostrarle los efectos de la rotura de una parte de la pesquera del Tormes que hay entre este puente y el romano... y de paso ver "pajarinches", claro.

Y como sucedió por la mañana, de nuevo tuvimos "jugosas observaciones", como diría el amigo Juanjo. En esta ocasión destacaría la observación del primer avetorillo de la temporada, de un nuevo lúgano junto al carril-bici, y la presencia de numerosas ardeidas, cigüeñas y cormoranes en las nuevas islas del Tormes.

Mito

Avetorillo, probablemente un "veraneante" recién llegado
de los cuarteles sureños donde pasa el invierno


Ruiseñor bastardo

Garza real y cigüeña blanca

Cormoranes y garcetas comunes





Dando "la vuelta"

Otro lúgano


Cuando ya estábamos de regreso nos sorprendió la salida de una luna llena espectacular. Os dejo una fotillo... aunque la calidad es bastante mediocre...


Abundando en los efectos de la rotura de la pesquera, os cuento que el brazo del río por donde hace unos años estuvo instalado un barco-discoteca se ha secado y han quedado pequeñas lagunas donde cientos, quizá miles de alburnos y otras especies acuáticas se van quedando sin oxígeno... (uno de los motivos de la gran afluencia de garzas, cormoranes y cigüeñas por la zona). En algunas fotos se ven también los grandes bancales y lodazales que han quedado al descubierto y que cambian el aspecto de la zona.  Mientras tanto, la Confederación del Duero y el Ayuntamiento no acaban de aclararse sobre si la presa se arregla y sobre quién debe hacerse cargo...

viernes, 23 de marzo de 2018

Pajareando de nuevo 17-18/03/2018.

Le gustó tanto el paseo "pajarero" de la semana pasada al amigo David, que de nuevo quiso salir el sábado pasado con idea de repetir recorrido por Salamanca.

En esta ocasión no iniciamos el recorrido en el parque de Jesuítas hasta cerca de las 12,30 h., pero enseguida fueron dejándose ver las especies más habituales y algunas de ellas incluso se dejaron hacer alguna fotillo casi posando.

Verderón común
Carbonero garrapinos



Carbonero común

Mirlo común

Zorzal común

No me quiero enrollar hoy mucho con las especies que vimos, en una cantidad similar a la que os conté la semana pasada en esta entrada, pero sí quiero mostraros algunas fotillos y contaros algunas cosillas más...

Aparecieron los picogordos... y nos recreamos viéndolos partir piñones con su potente pico.

Picogordo



A éste se le veía bien como daba cuenta de un pequeño piñón.



Y también vimos otras especies, algunas de éllas no siempre encontrables en el parque...

Pariente próximo del anterior, el pinzón común se junta en pequeños
bandos en el parque, y suelen unirse a ellos los picogordos.

Agateador (me niego a seguir poniendo común ;-))


Mirlo dándose un bañito.


Tórtola turca


Resultó tan prolífico el recorrido de éste, que habían pasado tres cuartos de hora, casi sin enterarnos, cuando salimos de él hacia el río.

Mi cada vez menos "menudo" acompañante.

Gorrión molinero

Como se había hecho tarde, decidimos acercarnos al molino que hay bajando por el carril-bici, donde a finales del año pasado pude ver a varios azulones pescando alburnos como si de cormoranes se tratara (podéis ver esa entrada pulsando aquí).

Un piragüista de aguas bravas estaba aprovechando la corriente de un Tormes crecido cerca del molino.


Una vez que pasamos al otro lado de lo que queda de molino, no pudimos andar mucho por la crecida del río, y regresamos a casa, pudiendo ver varios verdecillos, algunos haciendo sus cantos nupciales desde las ramas altas de los chopos.


Verdecillo semi-camuflado.

Y el domingo, las necesidades académicas de parte de la familia impidieron una salida al campo que de nuevo paliamos en parte con otro paseo ornitológico por la ciudad.

Salimos media hora antes que el día anterior y, una vez más, nuestros amigos de pico potente salieron a recibirnos... y también lo hizo un chochín que me dejó tirarle alguna fotillo en condiciones, cosa rara en un pájaro tan inquieto.

Seguramente el pájaro más pequeño que podemos ver en España, el chochín tiene un
reclamo poderoso que desentona con su tamaño, y que ya se puede escuchar en estos días...

Precioso ¿no?

Muy chulas las intervenciones pictóricas que han hecho en algunos muros
y casetas del parque.

Carbonero garrapinos ¿buscando material para el nido?



La imagen del día llegaría cuando enfilamos hacia la Isla del Soto, y fue precisamente en el momento que nos rodeaba más gente, al pasar junto al rastro.

El día había salido bastante claro y el río bajaba muy crecido, lo que animó a mucha gente a acercarse a la zona. Pues bien, después de pasar por una curva donde las bicis tenían que salir al camino peatonal al haber llegado el agua allí, estuvimos un rato contemplando la gran cantidad de azulones que mostraban una curiosa imagen esquivando los árboles parcialmente inundados, y pude ver esta hembra de pato cuchara, especie que nunca había visto por la zona.

Pato cuchara.

Quizá aquí se aprecie mejor el porqué de su nombre.

Una pareja de azulones... para comparar la hembra (aunque ésta tiene el pico manchado de lodo).

Luego el canto primaveral delataría la posición de varios verdecillos, y también veríamos bien un reyezuelo, otro de nuestros pájaros más pequeños.

Verdecillo

Cutre-foto del reyezuelo listado que vimos. Se aprecia un poco el
color amarillo de su "corona".


La imagen que ofrecían  los pequeños piragüistas, que tenían que mojarse si o si para salir del agua para guardar las piragüas en el almacén del club (el pantalán se había convertido en una isla) deja ver bien como bajaba el río...



Antes de pasar a la isla del Soto, David insistió en dar un pequeño garbeo por la zona abierta de la Aldehuela, donde se dejaron ver varios pitos, aunque no el pito real, cuyo relincho llegamos a oir muy cerquita de nosotros.

Pico picapinos




Y en la isla nos acercamos al centro de interpretación, donde aún no había estado, encontrándolo cerrado.


Ya de vuelta, repitiendo el camino que seguimos el domingo anterior,que pasa junto al Lidl, nos tocó "escalar" las defensas artificiales en el último tramo, invadido por el río, no sin antes ver un bando de verderones cuyos machos destacaban entre el ramaje de la vegetación ripícola.

Verderón

Saludines y hasta otra.